BIM y la gestión de calidad

Oct 11 / Félix Enzo Garófalo
Hablando en general, la naturaleza de los proyectos de construcción suele implicar largos períodos de ejecución y el manejo de diversas especialidades con múltiples frentes. La complejidad es alta. Por lo tanto, la información (gráfica o no) que debe ser documentada, revisada, compartida y transmitida es vasta y compleja.

Además, también hay que tomar en cuenta lo importante que es ser exactos y oportunos al momento de transmitir dicha información. Datos inadecuados o insuficientes a menudo conducen al fracaso del proyecto.

La pregunta que surge de inmediato es ¿cómo asegurarnos de que todo está es su sitio, de acuerdo a lo planificado? Pues bien, ese es el tipo de preguntas que se pueden contestar con un sistema de gestión de calidad. Primero, hablemos un poco de la calidad desde el punto de vista de la industria de la construcción. Luego, veremos como podríamos implementar un sistema de este tipo por nuestra cuenta.

BIM en gestión de calidad

Los conceptos clave de gestión de calidad incluyen tres tópicos principales: control de calidad, aseguramiento de la calidad y protocolos de comunicación. Empecemos por el último, protocolos de comunicación.

Dicho de forma simple un protocolo de comunicación no es más que una forma elegante de decir que nos hemos puesto de acuerdo para “hablar” entre nosotros. La palabra “hablar” está entre comillas por que no nos limitamos a la palabra hablada, sino que vamos al detalle, especificando cosas como: tipo de archivo que deben ser entregados, formatos de los mismos, información que deben contener, responsables de crear dicha información y responsables de revisarlas. Incluso definimos el año del software a utilizar cuando es oportuno.

Podemos darnos cuenta de que un protocolo de comunicación está embebido dentro de la estructura de la organización a la que pertenecemos, los roles de los interesados y los canales disponibles para comunicarnos.

Muchas veces, cuando se habla de BIM suele decirse que es una metodología, es decir, una forma de hacer las cosas. Pues bien, entre esas cosas que BIM cambia está la forma en que nos comunicamos. Pero esto no solo es aplica a la creación de modelos, sino a la estructura que creamos alrededor de dichos modelos para garantizar que la información es adecuada y oportuna.

En lo referente a construcción el aseguramiento de calidad y el control de calidad suele implicar tareas en oficina y sitio para revisar que lo que se crea y se comunica está acorde con lo planificado. Es evidente que las empresas de construcción necesitan lidiar con el punto de gestión de calidad si desean ser competitivas y exitosas.

Cómo aplicar gestión de calidad en BIM

Ok, mucha teoría. Ahora vamos a la práctica. El proceso de aseguramiento de la calidad BIM o control de calidad en BIM lo que quiere decir es que debemos verificar los distintos niveles de BIM para que sean consistentes y cumplan con los estándares BIM utilizados en el proyecto. Esto se hace una vez finalizado cada sistema en el diseño del proyecto, y está destinado a eliminar errores. El modelo 3D BIM se inspecciona en busca de superposiciones, inconsistencias y nombres incorrectos de los elementos del edificio que pueden desencadenar complicaciones en otras etapas de la realización del proyecto.

¿Qué software nos puede ayudar a llevar a cabo este aseguramiento y control de la calidad en modelos BIM? Pues una de las mejores opciones para ello es Navisworks Manage, donde podremos hacer corridas de colisiones o interferencias, asignar tareas, agregar comentarios e intercambiar información de incidencias. Navisworks también nos permitirá asegurarnos de que las tareas se ajusten al programa y presupuesto, dos puntos vitales en la gestión de cualquier proyecto.

Pero, Navisworks no es la única opción. Con el desarrollo de la tecnología en la nube, la apuesta actual de Autodesk está más bien dirigida a realizar la coordinación y gestión con Autodesk Construcción Cloud (ACC), la plataforma en la Nube de Autodesk. Donde, además de las tareas de coordinación que nos brinda Navisworks, también tendremos la posibilidad de conectar a nuestro equipo de una forma sin precedentes.

Entonces, ¿cómo funciona la gestión el aseguramiento y control de calidad en BIM? Tres pasos:

    1. Creamos el modelo de un activo o usamos el que nos suministre una cierta disciplina para ejecutar el control de calidad.

     2. Identificamos discrepancias, encontramos colisiones y detectamos choques de sistemas.

   3. Los coordinadores BIM resuelven conflictos de sistemas, introducen cambios y encuentran las mejores soluciones para mejorar el diseño.

¿Qué obtienes?

El resultado es un modelo BIM limpio y listo para usar con todos los sistemas coordinados, los accesorios en su lugar y sin interferencias. La detección y resolución de colisiones constituye una solución compleja, así que debe haber una planeación adecuada y una correcta infraestructura de soporte para el proceso. Como siempre digo, BIM está más relacionado con gestión de procesos que con modelos 3D.

Si quieres saber como implementar este y otros procesos en tu empresa de construcción, te invitamos a ver nuestro curso online “Implementación BIM en proyectos”. Y no dudes en contactarnos si deseas un acompañamiento personalizado en tus proyectos.
Write your awesome label here.

Curso: Implementación  BIM en Proyectos

Created with